El lobo: el cazador inocente

El 4 de marzo de 1974 se emite el primer episodio de El Hombre y la Tierra en la televisión pública española. Un grupo de investigadores y cámaras cruzan el océano para grabar las maravillas de la naturaleza de Venezuela. España y otros países comienzan un viaje audiovisual ecologista pionero a su tiempo. Felix Rodriguez de la Fuente usaría impresionantes vídeos para trasladar a las casas de la gente, como si de una misión se tratara, problemas con los que el mundo continúa lidiando a día de hoy, como la extinción de especies, la gestión de la basura, o la protección de los hábitats naturales.

Su animal predilecto, el lobo, hasta entonces siempre en negativa consideración tanto en el contexto Europeo como en México y los Estados Unidos, se presenta como el gran animal clave desde una visión ecologista. Los prejuicios hacia este animal provienen de que cuanto más espacio se le quita a a las manadas de lobos para cazar, más atacan a los animales de granja, reduciendo el beneficio económico de los ganaderos.

Felix nos traslada al mundo del lobo, nos hace empatizar con él, con su comportamiento honorable y afectuoso, y nos enseña en primera persona por qué el lobo caza, y cómo caza. Los lobos cazan en manada sólo y únicamente con el fin de alimentarse, seleccionando a los más débiles de la especie a la que atacan. Una vez que terminan de alimentarse, aves carroñeras como el buitre se aprovechan de las sobras de los organismos. Los restos devolverán nutrientes a la tierra de donde crecerá vegetación, continuando así el ciclo de la vida natural.

Los animales de granja no son sus presas naturales, y es nuestra responsabilidad junto a la del lobo de restablecer los sistemas originarios de la fauna y flora. El lobo es un super depredador, y caza para mantener el equilibrio natural del ecosistema, no por placer.

Felix entendía el valor del vídeo y las imágenes, y cómo estas pueden educar de forma entretenida y sin esfuerzo al espectador. ¿Su principal audiencia? Los niños. Los niños que antes le escuchaban han sido los adultos que hoy han prohibido la caza del lobo en todo el territorio nacional español. Las asociaciones ecologistas han celebrado esta ley ya que marca la victoria clave que permitirá el futuro de la especie.

“En las raras ocasiones en que los esfuerzos que vengo realizando en defensa de los animales salvajes han llegado a fatigarme, me ha bastado pensar que la Naturaleza pertenece a los niños para reanudar mi batalla encaminada a la conservación de la fauna”.

Desde Twig te invitamos a ver nuestro vídeo sobre la cadena trófica, donde explicamos cómo los lobos son los mantenedores del equilibrio natural de la vida.

Leave a Reply