Evaluación del aprendizaje en Primaria

Niñas interactuando en la lección de la escuela

Puede resultar complicado evaluar a los más pequeños. No quieres someterlos a pruebas escritas, pero sí te gustaría comprender lo que están aprendiendo. Para comprender bien en qué etapa de su aprendizaje se encuentran, es necesario realizar una evaluación continua y formativa.

Hay muchas cosas que se pueden hacer a lo largo de las lecciones para darte una idea de cómo le está yendo a tu clase. Aquí tienes algunas ideas …

Tormenta de ideas y creación de mapas mentales

Esta actividad es perfecta tanto para evaluar conocimientos previos como para ver cuánto han aprendido tus alumnos al finalizar el estudio de un tema. Se puede hacer en grupos más pequeños o con toda la clase, y te brinda la oportunidad como maestro de ver cuánto saben tus alumnos sobre un tema. También puedes averiguar qué conceptos pueden haber captado erróneamente los alumnos.

Una vez que hayas terminado de enseñar un tema, puedes crear un nuevo mapa mental y compararlo con el original. De esta manera, tanto tu como tus alumnos podéis tener una descripción general de lo que éstos han aprendido.

Debates en grupo o individuales

Nuevamente, esta actividad se puede utilizar tanto para evaluar los conocimientos previos como para verificar lo que los alumnos han aprendido al final. Simplemente coloca a los alumnos en parejas o en grupos pequeños y pídeles que debatan lo que creen que saben sobre un tema, mientras camina al rededor escuchándoles.

Repite este ejercicio al final de un tema y pide a tus alumnos que te expliquen entre ellos lo que han aprendido. Una buena forma de pedirles que lo expresen es “Solía ​​pensar en X, ahora pienso en X, y es porque …”. Esto les permite reflexionar sobre su propio aprendizaje y cómo han progresado.

Evaluación por parejas

Si les das tareas, dibujos, cuestionarios o similares a tus alumnos para que los completen, pídeles que comparen las respuestas con un compañero una vez que hayan terminado. Pídeles que piensen si sus respuestas son diferentes y, de ser así, por qué, y qué podrían hacer para cambiar esto. Esto permite a los niños asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje y reflexionar sobre su progreso.

El sistema de tarjetas de tráfico

Este sistema es una forma perfecta para que tu, como maestro, obtengas una descripción general visual de cómo les está yendo a tus alumnos. Al final de una lección o una serie de lecciones, pide a tus alumnos que califiquen su conocimiento de varios temas o temas, ya sea en rojo, amarillo o verde. El rojo significa que todavía tienen problemas, el amarillo significa que entienden un poco, pero no completamente, y el verde significa que están 100% cómodos con el tema. Esto significa que podrá ver qué alumnos tienen dificultades y podrían necesitar más ayuda, y también qué temas están resultando desafiantes y necesitan ser revisados.

Juegos y actividades

Para agregar algo de diversión a la evaluación, ¿por qué no utilizar juegos y actividades? Las lecciones de Tigtag contienen películas de revisión con actividades como “El que no pertenece”, “Verdadero o falso” y “Encuentra la diferencia.” Son perfectos para jugar con tu clase, lo que les permite adivinar las respuestas correctas. Tigtag Jr también incluye juegos digitales y cuestionarios que brindan formas atractivas para que los niños evalúen su aprendizaje.

En realidad, evaluar a niños de primaria se trata básicamente de asegurarse de que comprendan lo que están aprendiendo y de que los maestros puedan apoyarlos en su progreso. La evaluación formativa periódica es absolutamente clave, y si utilizas estas ideas, realmente no tiene por qué ser extenuante.

Tags: No tags

Leave a Reply