Los Beneficios del Contenido de Video en el aula

¿Por qué debería usar videos en el aula?

Los alumnos de hoy en día son bombardeados con información y distracciones por todas partes, por lo que llamar su atención en el aula puede ser un desafío. La clave es adaptarse a lo que necesitan, ofreciendo contenido atractivo y emocionante adaptado a la Generación Z.

El formato tradicional de lecciones largas donde el maestro/a es quien habla la mayor parte del tiempo no es la mejor manera para que los humanos asimilen información; nuestros cerebros prefieren pepitas de información a grandes dosis. Tener algo visual para contextualizar conceptos abstractos también es beneficioso. Esto hace que los videos cortos y altamente visuales sean perfectos para mantener a los estudiantes concentrados mientras digieren fácilmente nuevos conceptos y hechos.

Las investigaciones muestran que la incorporación de contenido de video mejora la participación de los alumnos. Por ejemplo, en un estudio de Kaltura de 2016, el 93% de los maestros dijeron que los videos tenían un efecto positivo en la recepción de información de los estudiantes y el 88% dijo que el uso de videos mejoró los niveles de rendimiento.

Otros investigadores como Willmot et al (2012) y Galbraith (2004) también han encontrado beneficios pedagógicos en la incorporación de videos en la enseñanza, como una mayor motivación de los alumnos, mejores experiencias de aprendizaje y mejores resultados en los exámenes.

¿Por qué usar Twig?

Los videos premiados de Twig Education se crean con contenido de alta calidad de la talla de la BBC y la NASA, y están alineados con planes de estudios internacionales. Esto significa que nunca tendrás que preocuparte por encontrar videos que sean apropiados para la edad de tus alumnos y que estén alineados con su plan de estudios y, al mismo tiempo, sean divertidos y atractivos. ¡Ya hemos hecho el trabajo por ti!

Un estudio de la Universidad de Glasgow mostró que los videos de Twig ayudan a los maestros a enseñar de manera efectiva su plan de estudios de ciencias. Los maestros informaron un mayor interés y comprensión del contenido de las lecciones entre los alumnos. También se demostró que nuestros videos superan las barreras de la lectoescritura y respaldan diferentes niveles de habilidad.

Otro estudio sobre la efectividad del contenido Twig, realizado por la Universidad de Lancaster, encontró que el video apoyaba la memoria a largo plazo mejor que el contenido basado solamente en texto y que el contenido de video era particularmente bueno para apoyar la comprensión de temas basados en conceptos. Además, los alumnos que estaban menos interesados en la ciencia retuvieron más hechos y comprensión del contenido con el video que con el texto solo. 

Los videos se pueden usar de varias maneras: para presentar un tema nuevo, para ilustrar un tema mientras el maestro/a lo enseña o para reforzar y revisar. Son perfectos para impulsar de manera efectiva la discusión de los alumnos, tanto en la vida real como en línea.

Los videos de Twig permiten a los alumnos aprender a su propio ritmo. Puedes pedir a los alumnos que anoten los diferentes aspectos de una película y luego se reúnan para discutirla. Si los alumnos tienen dificultades, pueden volver a ver una película y verla de nuevo, y aquellos que encuentran las cosas fáciles pueden ir y explorar temas relacionados.

¿Tienes interés en saber más? Dirígete a Twig (edades 11–16), Tigtag (edades 7–11), Tigtag CLIL (edades 7–11, con soporte adicional de idiomas), o Tigtag Junior (edades 4–7).

Leave a Reply