Consejos para el bienestar de los docentes

Este último año ha sido desafiante como ningún otro, y tanto si estás a punto de volver a dar clases como si estás en pleno año escolar, ¡es importante buscar formas de desconectar y cuidarte!

A continuación te compartimos algunos consejos para tu bienestar…

Pon límites saludables entre el trabajo y el tiempo libre

Puede parecer tentador traer el trabajo a casa para evaluar tareas o exámenes, o incluso revisar tu correo electrónico por la noche. A veces puede parecer inevitable, pero es importante no dejar que el trabajo te tome tu vida entera. Si no puedes evitar traer trabajo a casa, trata de establecer límites con una cantidad razonable de trabajo. Esto también significa saber cómo desconectar del teléfono y del correo electrónico en tu tiempo libre.

Tómate los fines de semana para descansar

Continuando con el consejo anterior, incluso si has planeado preparar clases o evaluar trabajos, es importante que te tomes los fines de semana para recuperar energía, ver familia y amigos, y divertirte. Si no puedes evitar tener que hacer trabajo extra, intenta por lo menos asegurarte de establecer una sesión corta de trabajo y de no exceder ese límite de tiempo.

Organízate y trabaja de forma inteligente

Puede que parezca obvio, pero organizar y planear con tiempo suficiente puede ayudarte mucho. Busca recursos para enseñanza de calidad, planea las lecciones con tiempo suficiente, y asegúrate de que tienes un sistema de planificación que funciona para ti, tanto si prefieres calendarios en papel o digitales.

Es importante cuidar tu salud  

La salud mental y física están muy conectadas, así que si estamos cuidando de nuestro cuerpo de una forma que inevitablemente afecta nuestra felicidad y nuestros niveles de estrés. Intenta comer sano y hacer algún tipo de rutina que asegure que realizas ejercicio físico. Si no tienes suficiente tiempo, busca recetas rápidas de comida sana y rutinas de ejercicio que puedas realizar desde casa unos minutos al día.

Prioriza tus horas de sueño

Todos sabemos lo importante que es dormir para nuestra salud en general. Cuando tengas un día atareado por delante, ¡dormir bien es incluso aún más importante! Ponte como objetivo por lo menos siete horas de sueño ininterrumpido, e intenta implementar una rutina para bajar el ritmo del día y desconectar antes de irte a la cama.

Empieza el día con buen pie

Después de una buena noche de sueño, es importante empezar el día en orden. Tener una buena rutina de mañana puede impactar tu día completo, así que intenta entender qué necesitas por la mañana y asegúrate de tener suficiente tiempo para implementar eso cada mañana. Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, y si además de asegurarnos de desayunar en condiciones buscamos formas de intentar llegar sin estrés al trabajo, ¡ya habremos hecho mucho por nuestro día!

Conecta con los otros profes

Ser capaz de hablar con otra gente que entiende los desafíos de la tarea de enseñar puede ser increíblemente beneficioso. Puede que ya tengas un grupo de apoyo fuerte en el trabajo, pero si no, vale la pena conectar con un grupo de profesores, tanto si es un grupo local o una comunidad en línea.

Celebra tus éxitos

Mucha gente es propensa a enfocarse más en los problemas y desafíos que en sus propios éxitos. ¿Has hecho un avance significativo con un alumno con dificultades? ¿Has hecho que un grupo de alumnos se interesen por el tema de la clase hoy? O quizás, ¿intentaste algo nuevo que les encantó a tus alumnos? ¡Recuerda celebrar tus éxitos, grandes o pequeños!

No dudes en pedir ayuda 

Tanto si es hablar con un compañero sobre un problema en clase o, incluso, pedir ayuda a un profesional sobre tu salud mental, es importante reconocer cuando tienes dificultades y necesitas apoyo. No tienes que avergonzarte por pedir ayuda, y hacerlo puede ayudarte a evitar problemas mayores.

Esperamos que estos consejos te ayuden a priorizar tu salud y bienestar 💙

¡Recibe las novedades de Twig Education!

Además de contenido académico gratuito directamente a tu bandeja de entrada 

6 Formas en las que el Contenido de Twig puede mejorar la atención y evaluar la comprensión

Puede parecer un desafío dar clases con nuevos recursos. La educación híbrida o incluso a distancia no se presta a actividades prácticas, y las discusiones y actividades grupales también pueden presentar dificultades. Pero al utilizar las herramientas y el contenido adecuado, puedes mejorar el rendimiento de tus alumnos con lecciones interesantes de aprendizaje en línea.

A continuación hemos reunido algunos consejos para ayudarte…

  1. Usa contenido de video para potenciar el interés de los alumnos

Los videos son perfectos para introducir algo de variedad en las lecciones de educación a distancia. Se pueden utilizar para iniciar un debate, conectar conceptos con el mundo real y vincular con un tema específico al final de una lección.

Los videos del plan de estudios de Twig y Tigtag son mejor usados para explicar ideas claves y conceptos. Incorpóralos en la primera mitad de la clase, idealmente después de un debate introductorio en el que puedas evaluar lo que los estudiantes ya saben.

Los videos del glosario de Twig son perfectos para que los alumnos mayores aprendan términos científicos con la ayuda de señales visuales. Idealmente, se utilizan en correlación con los videos del plan de estudios para asentar el conocimiento de los alumnos sobre términos científicos.

Consejo clave: Recuerda hacer preguntas abiertas, ya que esto te permitirá comprender mejor cuánto están aprendiendo tus alumnos.

  1. Usa videos para revisar la comprensión de un concepto

Ciertos tipos de videos pueden también ser usados eficientemente para revisar el aprendizaje. Los videos contextuales de Twig y Tigtag ayudan a arraigar conceptos en el mundo real. Una vez que hayáis visto y analizado el video del plan de estudios (y quizás hayáis realizado otras actividades a mayores), pasa a un video contextual. Esto abrirá más debates y te permitirá verificar si los estudiantes realmente comprenden cómo se aplican los conceptos en la vida real.

Los videos breves de Tigtag están destinados a ser idealmente incorporados al final de un tema, con juegos interactivos y actividades que te ayudan a evaluar lo que los estudiantes han entendido, tales como “Verdadero o Falso” y “El que no pertenece”. 

Consejo clave: Para asegurarte de que todos los alumnos tengan la oportunidad de hablar, utiliza un sistema como un “levanta la mano” digital. Si algunos alumnos nunca levantan la mano, asegúrate de dirigirte a ellos directamente para que no se queden fuera del ritmo de la clase, ¡como lo haría en un salón de clases normal!

  1. Comparte tu pantalla para presentar contenido con tus estudiantes

En lugar de intentar cronometrar a 30 alumnos a ver el mismo video al mismo tiempo, una buena manera de reunir a toda la clase es compartir la pantalla. Esto se puede hacer fácilmente a través de programas como Zoom y Google Teams.

Tanto Twig como Tigtag tienen una función “Presentar esta lección” que te permite compartir fácilmente el contenido de una lección con tu clase, lo que os permite ver videos u otro contenido juntos.. 

  1. Establece actividades prácticas como tarea

Si bien las actividades prácticas son difíciles de hacer juntas en un aula de educación a distancia, se pueden usar de manera efectiva como tarea. Muchas de las actividades prácticas disponibles a través de Twig y Tigtag ya son aptas para realizar en casa o se pueden adaptar.

Pide a tus alumnos que prueben estas actividades en casa y regresen a la siguiente lección listos para compartir sus resultados. Esta es una excelente manera de involucrar a sus estudiantes y hacer que se sientan más motivados en lo que están aprendiendo, al mismo tiempo que le brinda la oportunidad de evaluar su comprensión.

  1. Haz uso de quizzes y revisa las preguntas

El contenido de Tigtag y Twig viene con cuestionarios listos para usar y preguntas de revisión que están diseñadas para evaluar y ampliar el aprendizaje. Úsalos con toda la clase, usando el sistema de “levanta la mano” como se indicó anteriormente, o puedes pedir a los alumnos que se dividan en grupos para debatir y dar parte más tarde de sus respuestas.

  1. Utiliza los puntos clave de aprendizaje para la autoevaluación

Al final de una lección o sesión, pide a tus alumnos que evalúen su propio aprendizaje. Esto se puede hacer de manera eficiente con un sistema de semáforo. Brinda a tus alumnos los puntos clave de aprendizaje disponibles para cada tema de Twig o Tigtag, y permite que tus alumnos califiquen su comprensión usando verde, amarillo o rojo. Esto te permite ver fácilmente en qué áreas tienen dificultades tus alumnos. 

Esperamos que estos consejos te ayuden durante este tiempo. Si aún no estás usando Twig o Tigtag, ¿Por qué no te registras para una prueba gratuita hoy?